hipersensibilidad dental

La hipersensibilidad dental es un problema común que afecta a muchas personas en todo el mundo. Se caracteriza por una sensación de dolor agudo y repentino en los dientes al consumir bebidas o alimentos fríos, calientes, dulces o ácidos. En este artículo, examinamos en detalle las causas subyacentes de la hipersensibilidad y proporcionamos algunas soluciones efectivas para aliviar el malestar y mejorar la calidad de vida de quienes la padecen. 

¡No te lo pierdas! 

¿Qué es la hipersensibilidad dental?

La hipersensibilidad dental es una condición en la que los dientes experimentan sensibilidad dolorosa al entrar en contacto con estímulos externos como alimentos fríos, calientes, dulces o ácidos, así como al cepillarse. Este dolor puede ser agudo y repentino, y es causado por la exposición de los nervios dentales debido a la pérdida de esmalte o a la recesión de las encías.

Causas principales 

Las causas pueden ser variadas, pero las principales incluyen el desgaste del esmalte dental debido al cepillado agresivo o al consumo de alimentos y bebidas ácidas, así como la retracción de las encías, que expone las superficies radiculares de los dientes. Además, la erosión dental, la caries dental y los procedimientos dentales recientes, como la limpieza profunda o el blanqueamiento dental, también pueden desencadenar sensibilidad dental.

Factores contribuyentes 

Otros factores que pueden contribuir a la hipersensibilidad dental incluyen el bruxismo, o rechinar de dientes, que puede causar desgaste dental, y el consumo excesivo de alimentos y bebidas ácidas, que pueden erosionar el esmalte dental con el tiempo. Además, el uso frecuente de productos para blanquear los dientes también puede aumentar la sensibilidad dental en algunas personas.

Soluciones para la hipersensibilidad dental 

Se pueden utilizar diversas soluciones y consejos prácticos. Esto puede incluir el uso de pastas dentales desensibilizantes que contienen ingredientes como el nitrato de potasio o el fluoruro de estaño, que ayudan a bloquear los tubos dentinarios y reducir la sensibilidad. Los enjuagues bucales con flúor también pueden ayudar a fortalecer el esmalte dental y reducir la sensibilidad. Además, se pueden aplicar geles de flúor en la consulta dental para proporcionar un alivio más rápido y duradero. Adaptar la técnica de cepillado para incorporar cepillos de dientes suaves y evitar un cepillado demasiado fuerte también puede ser útil. En casos más graves, el dentista puede recomendar tratamientos como selladores dentales o injertos de tejido para cubrir las áreas expuestas de la raíz.

La hipersensibilidad dental puede ser una molestia significativa para quienes la padecen, pero existen diversas soluciones disponibles para aliviar el malestar y mejorar la calidad de vida. Si sufres de sensibilidad dental, ¡pide ya tu cita y valoremos tu caso!

Copyright © 2023 Política de privacidad | Realizado con ❤ por Marketing Dental

Teléfono:    956 27 44 44 | NICA 30241